Recorriendo Venezuela
Guaraira Repano

La ciudad de Caracas está enclavada en un hermoso valle. El Ávila es el nombre con que se conoce a la montaña que bordea el Norte de la metrópoli. En tiempos precolombinos recibía el nombre de Guaraira Repano, que significa algo así como: "la ola que vino de lejos" o "la mar hecha tierra". Según los mitos de los indígenas venezolanos, en tiempos antiguos no existía la montaña. Todo era plano, se podía ver hasta el mar. Pero un día las tribus ofendieron a la gran Diosa del mar y ésta quiso acabar con toda el pueblo. Entonces se levantó una gran ola, la más alta que se había visto y toda la gente se arrodilló o e imploró perdón de todo corazón a la Diosa y justo cuando iba a descender la ola sobre ellos, se convirtió en la gran montaña que hoy existe. La Diosa se había apiadado y había perdonado a la tribu.

http://www.araguaney.info/revista/13/leyendas.htm

El Mito de las Cuevas

En todo el territorio venezolano, los indígenas de las diferentes tribus compartían la creencia de que eran las cuevas los pasadizos hacia el más allá. Cuando alguien de la tribu moría, se hacía una especie de ceremonia a la entrada de la caverna. Si no se escuchaba ningún ruido durante el rito, se daba por entendido que el alma del difunto había pasado sin problemas al otro mundo. En cambio, si se escuchaban ruidos se suponía que el espíritu del familiar o amigo muerto estaba siendo enjuiciado y castigado por sus faltas cometidas en esta vida. Muchas veces se escuchaban esos ruidos, debido a los animales que habitan en las cuevas. Es por esto que los murciélagos y demás animales nocturnos alados eran considerados como los transportadores de las almas.

http://www.araguaney.info/revista/13/leyendas.htm

LA SAYONA
La leyenda original de La Sayona narra básicamente la historia de una mujer muy celosa, que MATÓ a su esposo y a su madre pensando que estos tenían un romance. Su madre, en la agonía de la muerte, la maldijo, diciéndole "Sayona serás para siempre, y en nombre de Dios, que así sea". Desde ese entonces su alma en pena vaga sin descanso ni paz, persiguiendo a los hombres infieles para conquistarlos y luego matarlos. Hay muchas versiones pero todas concuerdan en que es una hermosa mujer de largos cabellos negros, que persigue a los hombres mujeriegos.
Siempre se suele terminar esta narración con advertencias como:

"Por lo tanto, es mejor que aquellos hombres que disfrutan engañando a su pareja, se lo piensen bien antes que se le aparezca La Sayona".

WW.LEYENDASYMITOSD.COM

    
EL SILBON
Espíritu vagabundo por matar a sus padres.

El Silbón es un personaje muy popular en los llanos de Portuguesa. Se dice que era un muchacho indómito, hostil y de mal proceder, que en un arrebato de ira se enfrento a su padre y lo mató. Por eso fue condenado a vagar por siempre, con los huesos de su padre en un saco. Sus tétricos silbidos se escuchan en la sabana. Si se oyen cerca es porque está muy lejos pero si se escuchan lejos hay que prepararse para correr

WWW.LEYENDASYMITOSD.COM

 

LA LLORONA


La Llorona fue una muchacha joven que vivía en un pequeño pueblo de los llanos venezolanos. Esta muchacha cada vez que daba a luz a un hijo lo mataba sin piedad, le confesó todo al sacerdote que vivía en su pueblo, añadiendo que no sentía ningún remordimiento por lo que había hecho. El cura notó que estaba embarazada de nuevo y le dijo a la muchacha que cuando tuviera a su hijo le diera de mamar antes de matarlo, y así lo hizo; tras darle leche materna lo mató, pero se activó su instinto maternal, haciéndole sentir una gran culpabilidad. Desde entonces, vaga por los campos llorando de dolor, buscando a sus hijos y asustando a todo el que se le atraviesa en su camino. Se la representa como una mujer joven, con una larga cabellera morena y la piel blanca. Lleva una bata blanca larga y encima otra bata de color negra, y suele gritar con un bebé en los brazos:

"¡Mi hijo, mi hijo!"

WWW.LEYENDASYMITOSD.COM

La Dientona


La Dientona es un espíritu burlón y ocioso que suele aparecérsele a los confiados transeúntes de poblaciones pequeñas. Esta leyenda originaria de El Tocuyo, estado Lara posee varias semejanzas con la de La Sayona, proveniente de Los Llanos venezolanos.
Un hombre que dice haber tenido un encuentro con La Dientona, aseguró que una noche en la que se encontraba paseando, se topó con una dama muy sugestiva. Lo curioso, era que ésta no se dejaba ver.

El hombre extrañado le preguntó:
- ¿Por qué ocultas tu cara?

La mujer no respondió.

Seguro de no haberla visto nunca antes, esta vez se interesó por conocer el lugar de origen de esta misteriosa mujer.

- ¿En dónde vives?

Ella respondió con una voz cálida y suave:
- Muy pronto lo sabrás.

Caminaron varias cuadras, hasta llegar al Cementerio. De repente la mujer gritó:
- Esta es mi casa.

En ese momento volteó el rostro hacia su acompañante, dejando ver una dentadura tan feroz, que parecía un estuche de puñales.

El hombre huyó, y mientras corría tropezó con un caballero que estaba recostado a una pared. No lo conocía, pero procedió a contarle todo lo que le había sucedido, pues la pena comunicada alivia.

Al hacer referencia a los enormes dientes de la aparición, el hombre preguntó con una expresión por demás sarcástica:
- ¿Y serían como estos?

Nuevamente aparecieron ante el hombre, unos filosos dientes que no desmerecían en lo absoluto a los de la mujer. El hombre corrió despavorido hasta llegar a su casa y reflexionó preso del insomnio.

La Dientona le había jugado una mala pasada, pero además, lo había convencido de los peligros que acechan a los que les gusta trasnocharse.

WWW.LEYENDASYMITOSD.COM

La Diosa María Lionza


Debemos comenzar este relato haciendo mención a la situación de los índios antes de la conquista, para lograr entrar a fines del siglo XV aproximadamente 1.499 cuando los españoles estaban colonizando las tierras descubiertas por Colón y venían sedientos de riqueza y de poder, lo que los hacía muy fanáticos, ignorantes y crueles destruyendo templos y altares, persiguiendo y matando a los índios que se les interponían, irrespetando sus personas y sus tradiciones por el sólo afán de poseer sus riquezas. Con ello comienza una nueva etapa de odios y rencores. Algunos autores sostienen que María Lionza fue hija del gran cacique Yaracuy, otros son de la opinión que es la madre de la raza mestiza (aborigen con español).
Fue muy querida por los índios y mestizos, su nombre índigena Yara, asentada en el libro de visitantes de Ponce de León como María del Prado de la Talavera de Niva cambio al ser enviada por el Cacique Yaracuy a la montaña para ser protegida de la persecución española, luego al andar montada en una Onza en aquel bosque y como producto de esa unión es llamada María Lionza y con el tiempo, se transforma en María Lionza.

La maravillosa leyenda de María Lionza, que algunos consideran como un mito y otros creen detectar como una fatástica o estupenda realidad, de algún modo ha influído en el pueblo de Venezuela. Se sabe, además que María Lionza, la reina, la sublime Deidad de Sortee, han trascendido las fronteras de la Patria y en muchas latitudes del planeta se le rinde culto y su espíritu llega con un mensaje de amor. En la montaña de Sorte, Chivacoa, Distrito Bruzual del Estado Yaracuy hay un verdadero santuario donde se ha centralizado el culto a esta diosa del amor, la armonía y la paz. Es oportuno señalar como una afortunada coincidencia que la palabra Yaracuy se traduce como "lugar de Yara; Diosa de los indigenas y mestizos; también dueña de los bosques y musa de las aguas.

Las leyendas populares pregonan su saber que con la presentación de la Reina María Lionza, realizada por el escultor Alejandro Colina en 1.953, escultura que se encuentra en la autopista del Este, decían que significaba en su cabalgadura desnuda sobre una danta (Tapir - tapirus terrestris) en la montaña, poder y voluntad. Sin embargo, es otra la concepción del artista quien con gran sensibilidad, ejecutó la obra como símbolo de la Reina Madre de la Naturaleza: con los brazos extendidos hacia el cielo mostrando en sus manos una pelvis de mujer como símbolo de la fertilidad y sobre una danta que representa el cruce de razas por su perfíl y carácter somático de distintas especies animal que sin ser anfibio nadaba bien llegando hasta el fondo del agua quedándose en ésta, muchas veces sí la acechaba algún peligro.

http://zaeisidoro.es.tripod.com/milindavenezuelaparaisooriental/id3.html

Cristo de Jose o Cristo de los Viajeros


Este cristo se encuentra en una capilla entre la via de Barcelona a Puerto Piritu, donde diariamente acuden los creyentes o los turistas en General para encomendar su viaje a éste Cristo. Seún la Leyenda contada por la persona que levanto la capilla, nos relata que su hijo el cual murio. era el que lo cuidaba, lo lavaba e iba a misa todos los domingos. Estos que les cuento es muy importante. Un día me dijeron los muchachos, Yacelis, Otto y Cuchito, “vamos para que veas el Cristo”. Y fuimos. Yo me paro en la puerta de la tercera casa. Un viejo se me presenta con un sombrero de cogollo y me dice: “No llores, porque su hijo está al lado del Cristo, porque ellos eran muy buenos amigos”. Y es verdad que eran buenos amigos. El viejito se retiró y pasó hasta donde estaba el Cristo, y los cuatro vimos cómo se hincó durante un cuarto de hora. Seguimos nosotros hablando; uno de ellos me dijo: “Vámonos, doctor, que ya está entrando la noche”. Entonces les dije que me iba a despedir del viejito. Cuando me acerqué, no había nada, ni siquiera el sombrero. ¡Y nos había saludado a los tres al entrar! Hasta hoy no ha aparecido, por eso esa capilla no se puede tumbar.

http://enoriente.com/canales-magazine-95/cronicas-orientales-magazine-97/7097-la-verdadera-historia-del-cristo-de-jose.html


Anima de Pica Pica

En el Edo. Guárico, sobre la Carretera Nacional, entre Valle de la Pascua y Chaguaramas, existe un santuario al ÁNIMA DE PICA-PICA. Establece la leyenda que un arriero había extraviado su mula y en su búsqueda se encontró (bajo una mata de Pica-Pica) con los restos insepultos de un soldado de la guerra de independencia. Se cree que fue uno de los soldados que peleó en Jácome, lugar en donde el 15 de enero de 1.815 fue hecho prisionero el General José Félix Ribas, tío político de El Libertador. Llevado a Tucupido, sería ejecutado por las fuerzas realistas.

El arriero planteó, ante los restos del soldado, que si lo ayudaba a encontrar su mula antes del amanecer, él le daría cristiana sepultura a sus restos. La mula apareció, pero el arriero no cumplió su parte. El caso es, que al poco tiempo el arriero cayó enfermo. Antes de morir, le explicó a sus hijos sobre su encuentro con el ánima del soldado. Aunque los hijos le dieron sepultura a los restos del soldado, el arriero falleció.

Otra versión indica que el ÁNIMA DE PICA- PICA pertenece a José Zambrano, un campesino de la zona que fue vilmente asesinado junto a su mula. Animal este que permaneció al lado de su propietario aún después de su muerte. Sería sepultado al pie de un árbol de Pica-Pica, de ahí el nombre con que se conoce a esta ánima.
http://espanol.groups.yahoo.com/group/portal_anima_de_picapica/

Anima de Taguapire

A pocos kilómetros de Santa María de Ipire, Estado Guárico se encuentra el Hato Barrialito el cual perteneció al Señor Natalio González Hurtado.

En ese hato llegó a desempeñarse como trabajadora María Francisca "Panchita" Duarte a quien popularmente la conocen como Pancha Duarte (Anima del Taguapire); fue una mujer bondadosa, responsable, decente y de un carácter recio que no aceptaba el tuteo como fórmula de tratamiento.

Cuentan los ancianos de la localidad y zonas adyacentes, que además de ser bondadosa era una excelente partera (comadrona, como las llamaban antes).

Se dice que murió de paludismo, desconociéndose el día y año exacto de su muerte y que cuando la llevan a enterrar el caudal del río les impidió atravesarlo, por lo cual tuvieron que colocar el chinchorro donde la llevaban debajo de un árbol de taguapire.

Al día siguiente cuando ya el río les permitía proseguir el camino no pudieron movilizar el cadáver porque éste estaba tan pesado que decidieron enterrarla al pié del árbol.

De ahí que al ánima se le conoce como Anima del Taguapire.

Cuenta la leyenda que un día un llanero de la zona se sentó a descansar en el árbol y le pidió al ánima que le ayudara a recuperar su ganado, a cambio él le haría un cercado de palma para que nadie la pisara.

El milagro se cumplió y el hombre no pagó su promesa, por lo que el ánima se manifestó a través de una aparición, causándole un gran espanto.

Para compensar su falta, el llanero mandó a construirle un túmulo de ladrillos en el sitio donde fue enterrada, el cual vino a constituir el inicio de lo que es hoy día la Capilla del Ánima del Taguapire.

Desde ese momento, cada viajero y visitante de la región hace su parada en éste lugar para pedirle al ánima milagrosa que le ayude a resolver sus angustias.
http://taguapire.com/


La leyenda del Momoy

Los Momoyes, Mamóes o Mumúes son unos duendes del folklore venezolano, habitantes de la zona andina desde tiempos precolombinos. Los Momoyes son descritos como pequeños hombrecitos de unos 40 cm de altura. Pueden estar vestidos a la manera india, adornando su cuerpo con plumas, hojas y flores, ayudándose a caminar con un bastón. También se los describe como ataviados por enormes sombreros y barba. Habitan las zonas de Mérida y Trujillo, especialmente sus lagunas y ríos. Se las describe como criaturas benignas, traviesas, y defensoras del medio ambiente. Por su carácter de duendes protectores de las sementeras, la agricultura y el medio ambiente en general, se cuentan anécdotas acerca de las airadas reacciones que los Momoyes pueden tener hacia aquellos visitantes de la selva que dejan sus desperdicios contaminantes en forma desaprensiva. Se cuenta que un Momoy devolvió, arrojándosela violentamente a su dueño, una lata de refresco que previamente éste había intentado hundir en una laguna. También se cuenta de un Momoy del Páramo de La Culata (Mérida) de personalidad muy violenta, y que azotaba con su bastón a los viajeros que acampaban en el lugar, especialmente si no eran cuidadosos con sus desperdicios. A los Momoyes les gusta hacer víctimas a los viajeros de sus bromas pesadas, las cuales generalmente no son más terribles que el esconderles o extraviarles alguno de sus enseres domésticos. Por lo demás, su presencia es percibida por todo tipo de actividades, como por ejemplo cantando, silbando, etc. De todos modos, si los viajeros no quieren ser molestados por los Momoyes, les bastaría con ignorarlos, actitud que no podrían soportar.

Fuente: wikipedia.com

El Hachador de Ospino:


Desde tiempos muy lejanos, cuentan los ospineros más longevos y conocedores de las leyendas del llano, sobre la presencia de un hachador que se escuchaba en las montañas y bosques de la región.
Algunos, como Lucas Zamora y el doctor Raúl de Pasquali, dijeron que se trataba de un leñador que se levantaba muy temprano a cortar palos secos para luego venderlos por tercios en el poblado. En esa época se usaban los fogones de leña, pues todavía no se conocían las cocinas a kerosene o gas.
Otros dicen que se trata del ánima de un hombre, quien deseoso de hacer su propia urna frecuentaba la montaña en busca de madera. Leyendas. Edo.Portuguesa

El Encadenado de Píritu


Se cuenta que en la década de los años cincuenta era usual en Píritu, sobre todo en la Semana Santa, escuchar entre las 12 pm y la 1 de la madrugada un ruido inconfundible de cadenas que un sujeto invisible arrastraba desde la quebrada de Leña hasta el cementerio, pasando, extrañamente, por la carrera siete. Leyendas Edo.Portuguesa

La Leyenda de Juan Machete:


Considerada como una de las leyendas más conocidas del llano. Cuenta la vida del hombre que quería ser el más poderoso de la región, su nombre era Juan Francisco Ortiz, amo y señor de las tierras de la Macarena. Este señor hizo un pacto con el diablo en el cual le entregaba su mujer e hijos, a cambio de mucho dinero, ganado y tierras. El diablo le dijo a Juan que agarrara un sapo y una gallina, a los cuales debería coserle los ojos y enterrarlos vivos un Viernes Santo a las doce de la noche, en un lugar apartado, luego debería invocarlo de alma y corazón. Juan cumplió con lo encomendado.

Pasando varios días, el hombre se dio cuenta que los negocios prosperaban. Una madrugada se levantó temprano, y al ensillar su caballo divisó un imponente toro negro, con los cuatro cascos y los dos cachos blancos. Pasó este hecho desapercibido y se fue a trabajar como de costumbre . En la tarde regresó de la faena y observó que el toro todavía se encontraba merodeando la casa. Pensó ¿será de algún vecino?. Al otro día lo despertó el alboroto causado por los animales, se imaginó que la causa podía ser el toro negro. Trató de sacarlo de su territorio, pero esto no fue posible porque ningún rejo aguanto. Cansado y preocupado con el extraño incidente se acostó, pero a las doce de la noche fue despertado por un imponente bramido. Al llegar al potrero se dió cuenta que miles de reces pastaban de un lado a otro. Su riqueza aumentó cada vez más.

Dice la leyenda durante muchos años fue el hombre más rico de la región. Hasta que un día misteriosamente empezó a desaparecer el ganado y a disminuir su fortuna hasta quedar en la miseria. Se dice que Juan Machete después de cumplir su pacto con el diablo, arrepentido enterró la pata que le quedaba y desapareció en las entrañas de la selva. Cuenta la leyenda que en las tierras de la Macarena deambula un hombre vomitando fuego e impidiendo que se desentierre el dinero de Juan Machete. Leyendas del Estado Portuguesa

El Espanto de el Bajío:

Esta historia es muy vieja en el pueblo de Turén.
Siempre entre los músicos se acostumbraba después de las tertulias, las serenatas y los “palitos”, encargarle a los que debían atravesar casi todo el pueblo para llegar a sus viviendas, que se cuidaran del Espanto del Bajío.
El Bajío es un sector de Turén llamado así porque en épocas de lluvia este terreno se inundaba y era casi imposible transitar por él.Leyendas del Estado Portuguesa


 

Don José Nicanor

Don José Nicanor de las Mercedes Ochoa Pinto Morillo nació el 19 de febrero de 1868 en Miranda, y murió el 17 de mayo de 1957, a los 89 años de edad. Es conocido como el poderoso Brujo que cura (y mata) las 24 horas (no en 24 horas como dicen por ahí).

Era un hombre muy elegante y mujeriego, tuvo siete esposas e innumerables hijos.

Uno de sus trucos favoritos era hacer brotar de la nada una serpiente, que inmediatamente abandonaba, mientras la gente se entretenía matándola, él se marchaba sin importarle el incidente. Dicen los lugareños que Don Nicanor se tumbaba al piso (se acostaba), le entregaba un garrote a las personas y les pedía que lo golpeasen, él se reía, y nadie jamás le pudo propinar un sólo golpe, él se movía muy rápido en el suelo.

No fumaba tabaco, pero si cigarrillos especialmente “Capitolio” y “Continental”, le encantaba tomar café amargo sin azúcar, y era feliz regalándole a todas las mujeres caramelos de coco. Este poderoso ser se presenta como JOSÉ NICANOR OCHOA PINTO MORILLO, Brujo de Nirgua que cura y mata las 24 horas del día, siempre nombra mucho a la Virgencita del Carmen. Cada vez que se presenta canta esta canción: Virgen del Carmen patrona de Nirgua, Virgen del Carmen patrona de Nirgua, soy José Nicanor que viene a curar (y a matar). Al respecto, siempre ha pedido que alguien le componga una canción completa con sus dichos. Situación que continúa vigente.

Don Nicanor murió un día lunes a causa de un infarto. Cuenta unos de sus hijos (que aún vive) de nombre SIMÓN OCHOA que el día anterior a su muerte Don Nicanor tuvo una discusión con un lugareño de Montalbán por una Pelea de Gallos (una de sus aficiones), él poseía un gallo llamado Mantequilla que mataba en sólo dos (2) minutos a cualquier gallo oponente.

Debido a la fama del gallo, un día una persona que había apostado dinero, desistió de la apuesta, tal fue la molestia causada por el retiro de la apuesta que Don Nicanor se retiró diciendo: "NUNCA MÁS VOLVERÉ A PISAR ESTA GALLERA, NI A JUGAR GALLOS”, según Simón producto de este malestar su padre amanece el día lunes muy mal y en la tarde muere.

Don Nicanor es la Luz más elevada de la CORTE YERBATERA O CHAMARRERA, a la cual pertenecen otros seres de luz como EMILIANO DE LA HUERTA, y un gran amigo de nombre FRANCISCO CEBALLOS el cual nombra frecuentemente, al igual que a su compadre por sacramento Don APOLINAR CAMPOS que muere el 23 de marzo del año 1963, y está enterrado al lado de Blanca Campos en el cementerio de Nirgua.

Don Nicanor tuvo una esposa legal llamada MARIA EUFEMIA, y seis amantes más: MARIA ANTONIA, MARIA EUSTAKI, MARIA SURFELIA, SARA MARIA y otras que curiosamente todas tenían como nombre María. Cada una vivía por separado y a todas atendía como hombre, igualmente con todas tuvo hijos. Alguno de sus hijos son: Aristóbulo (muerto), Simón (trabaja en el correo de Nirgua) y Nicanor (Nono como le dicen y es evangélico cristiano).

La madre de Don Nicanor se llamaba MARIA ANTONIA FRANCISCA, su padre era ABDÓN OCHOA. Don Nicanor tiene una hermana que se llama JESUSITA OCHOA, tuvo un hermano de nombre NICOMEDES OCHOA, quien se encargó de Criar a ANA CARMONA y a CRISTINA CARMONA. Nicomedes ya ha muerto, y las dos niñas Carmona están vivas en Caracas. Su refrán preferido al ver a una persona que tenia tiempo sin ver era: "AVE DE MAR POR TIERRA... URRACA SEGURA" Como dato curioso indicamos que El General LUCAS RINCÓN ROMERO, como todos sabemos fue quién dio la noticia que Chávez había renunciado, fue el que construyó de su propio peculio el mausoleo de Don Nicanor.

Algo misterioso es que dentro de ese mausoleo está enterrado además de Don Nicanor, un angelito (suponemos que es un niño) de quien nadie sabe ningún detalle de él.

Don Nicanor en las fiestas solía sacar pañuelos de su boca, que regalaba a todas las mujeres presentes

El Santo Cristo de la Grita


El sonriente valle, fue sacudido violentamente en 1.810. La ciudad próspera, la "Atenas del Táchira", se vio derruida y bajo sus casas sepultados centenares de habitantes. Del antiguo centro de la ciudad, hoy Plaza Jáuregui, no queda nada. Sus casas coloniales de bahareque se vinieron al suelo en su mayoría. De Norte a Sur se abrió una enorme grieta, que en muchos puntos, años mas tarde, construyeron puentes para unir las calles.

Una vez pasada la confusión los padres misioneros se retiraron a una ermita en la Colina "Tadea" y allí vivieron por espacio de varios años. Cultivaron la tierra y ejercieron su ministerio sagrado.

Fray Javier, alto, de espaldas anchas y musculosas, además de sacerdote, era agricultor, poeta y artista. De edad mediana tenia gran entusiasmo y vitalidad. Parecía incansable. Después del terremoto se le veía en todas partes: ayudando a los heridos, socorriendo a los damnificados, administrando los sacramentos, hablando y dando consuelo y bondadosa era parte de la ciudad.

Desde el terremoto pensó en tallar una figura de Cristo que fuera el guardián de la ciudad y la protegiera de todos los males. Varios días estuvo madurando su idea. Trazando esquemas imaginarios antes de comenzar el trabajo. Había pensado en un Cristo doliente, humano, de cara alegre a pesar del sufrimiento. Sus conocimientos de anatomía humana le sirvieron para ir tallando parte por parte todo el cuerpo. Los músculos, las venas, las heridas, fueron surgiendo con gran realismo hasta llegar al rostro.

Tuvo gran dificultad para tallar el rostro. Primero le salió muy triste y él, a pesar de que debía reflejar dolor, no lo quería así. Lo tallo de nuevo, le salió muy feo, no inspiraba devoción. Lo intento de nuevo, pero tampoco pudo realizarlo como él quería. Al fin desesperado dejo el trabajo inconcluso.

Fray Javier paseaba con preocupación por el huerto con las manos atrás. Sus pasos eran nerviosos. Su rostro se veía surcado por varias arrugas. Sus hermanos franciscanos lo miraban y se daban cuenta de su inquietud, pero no decían nada, sabían que de un momento a otro le llegaría la inspiración y realizaría su obra.

Tenia muchos días que dormía mal. Soñaba con un bello Cristo que estaría en la nueva iglesia protegiendo a La Grita y a sus habitantes. Pero su Cristo permanecía inconcluso en el estudio. Solo eran sueños.

Una noche escucho un concierto de cuerdas, era una bella sinfonía interpretada por manos magistrales. Creyó que estaba soñando y dio media vuelta para acomodarse mejor en la cama.

No estoy soñando, estoy despierto, pero ¿ de donde viene esa música celestial?. Fray Luis toca bien el violín, pero son muchos instrumentos: violines, arpas, bajos, contrabajos y guitarras. ¿Dónde cabe tanta gente?.

Después de muchas cavilaciones, Fray Javier decidió averiguar la procedencia de tan inefable música. Se vistió y salió muy despacio de su celda. Orientado por la música llego a su estudio.

Escucha un golpeteo rítmico, como si trabajaran con el formón y la gubia. Cada vez los golpes se hacían más claros. No cabía duda, alguien estaba trabajando. Se detuvo antes de llegar a la puerta.

De la habitación salía una suave luz blanco-azulada. Contuvo la respiración. El corazón parecía saltarle en el pecho, sus movimientos eran muy acelerados. Dos pasos más. Estaba en el umbral. Lo que vio le impresiono sobremanera a la vez que una dulcísima sensación lo invadió. Sin atreverse a entrar en el recinto miro su Cristo. Un joven de cabellos largos, de facciones hermosísimas y de túnica celeste, estaba dándole forma al rostro. No quiso interrumpir y muy despacio se retiro a su aposento.

Fray Javier se levanto con el alba y pensó en el Cristo. En ese momento no sabia distinguir si había tenido un sueño o si era realidad. Impulsivamente se dirigió a su taller y allí contemplo extasiado la obra del ángel: un rostro hermosísimo entre alegre y triste. Era tal como él lo había imaginado. Se postro de rodillas y oro largo rato.

Poco tiempo después al terminarse los trabajos en la iglesia, en el centro de la Grita, se instalo el santo Cristo, que desde entonces es el guardián de la ciudad. A este Cristo milagroso acude gente de todas partes a postrarse a sus pies. Su imagen es querida y venerada por los gritenses, que todos los años, el seis de Agosto, celebran con gran pompa y entusiasmo sus fiestas patronales.

La Ceiba del Ahorcado

En algún punto del camino hacia el Tocuyo hay una ceiba alta y frondosa, dicen que cuenta 500 años. En sus ramas el fundador y gobernado Juan de Carvajal ahorcaba a cuantos se oponian a su despótico gobierno, sin seguirles juicio y luiego de ejecutarlos, confiscaba todos sus bienes. Su fortuna crecía cada vez mas, por supuesto, y dicen que la ceiba embellecia con cada persona que colgaban de sus ramoas. Y algunos afirmaban que el malvado gobernador dialogaba con el siniestro arbol. El Colmo fuyen cuando Carvajal mandó a matar a dos importantes personajes alemanes, de la familia Welser, protegidos por el Rey de España, y además, sin haber cometido delito alguno.

Carvajalse apoderó de la fortuna de aquellos dos Welser, pero una carta enviada al rey, dio noticia de las crueldades y crímenes del terrible gobernador del Tocuyo. Enviaron un piquete de soldados y un tribunal, para seguirle a Carvajal lo que se llamaba un "Juicio de Residencia". Por supuesto que los múltiples testimonios de la gente ayudaron a condenarlo, aparte de la fortuna que ostentaba. Fue ajusticiado en la misma ceiba donde èl solía colgar a sus victimas. En algún lugar al norte del Tocuyo está el árbol maldito, que guarda el perverso espitiru de Juan carvajal. dicen que se oye su diabólica risa, cuando el viento mueve sus ramas.